Bienvenid@s a nuestra casa, donde conviven la programación cultural, la gastronomía y la buena cerveza.

Nuestra Historia

En 1963 Bob Dylan cantaba aquello de que los tiempos están cambiando. Nadie jamás podía imaginar el significado de esas palabras en el año 2020.

La Casa de la Mar nace de la apuesta, reinvención y supervivencia de Valmusica; empresa que con toda una vida dedicada a la producción y gestión de eventos culturales, supo entender que efectivamente, los tiempos estaban cambiando.

Con el sector del espectáculo funambuleando (1) por una delgada línea de incertidumbre, nosotros creamos un lugar arriesgado, diferente y a la vez mágico, donde un valor brillaría por encima de todo, la cultura. Porque un pueblo sin cultura es como un árbol sin raíces (2).

Pronto nos convertimos en un centro de referencia en la ciudad, con un staff que mola mucho (más de la mitad son músicos y artistas) (3) y esforzándonos cada día en crear y desarrollar nuevas ideas de entretenimiento cultural.

Somos culos de mal asiento que no se conforman sólo con ofrecer la mejor programación musical en directo acompañada de hamburguesas deliciosas; queremos que en nuestra casa “siempre ocurran cosas” (4) y te dejes sorprender.

Y aunque no tengamos la solera y experiencia de otros locales, te prometemos que aquí no te reñiremos por poner los pies encima de la mesa o comer con las manos, ni te prohibiremos la entrada con tu animal de compañía (5), todo lo contrario; haremos de nuestro enorme espacio la habitación más acogedora del planeta para que te sientas en familia. Porque por si no lo habías pillado todavía, de todo eso va este rollo, de que en La Casa de la Mar te sientas como en tu casa.

 

Fdo. Presidente del club de los parroquianos
de La Casa de la Mar (6).

(1) Sí, sabemos que “funambulear” no existe como tal, pero a nosotros nos gusta como suena. Su conjugación verbal sería 1Ps. Yo funambuleo, 2Ps. Tú funambuleas, 3Ps. Él/ Ella/ Elle funambulea, 1Pp. Nosotros/as/es funambuleamos, 2Pp. Vosotros/as/es funambuleais, 3Pp. Ellos/as/es funambulean.

(2) Esta frase la dijo Marcus Garvey, jamaicano, periodista y activista por los derechos del hombre negro, aunque seguramente tú la habías visto en algún post de Facebook con un fondo moñas y atribuyéndosela a Paulo Coelho, Bob Marley o al Dalai Lama.

(3) A la otra mitad les gusta el reggaeton, pero son buena gente.

(4) Por si no lo sabías, ese es nuestro lema.

(5) Aceptamos de todo; perros, gatos, peces, caimanes, cuñados, jirafas (nuestro local mide 9 metros de altura)…, excepto llamas 🦙

(6) Esta idea se nos ha ocurrido sobre la marcha, pero más pronto que tarde la desarrollaremos.

Nuestra Carta

Siéntate, arremángate y acaba chupándote los dedos con disimulo

Reservas

Siempre que abrimos las puertas de La Casa de la Mar tenemos una actuación musical en directo en nuestra sala. El acceso a estos conciertos puede ser de forma gratuita o con entrada (consulta nuestra programación).

Cuando ya has comprado una entrada anticipada para algún concierto no es necesario reservar mesa, ya que está incluida, pero cuando el evento es de carácter gratuito sí que es aconsejable que nos escribas para reservar mesa.

Para disfrutar de nuestra terraza o nuestro hall nunca tendrás que pagar, así que también es recomendable avisar con cierta antelación.

Puedes comunicarte con nosotros a través de Whatsapp a este número de teléfono: +34 627 23 24 46. Te confirmaremos lo antes posible.

Dónde estamos

Avenida Vicente Blasco Ibañez Novelista, 8.
CP. 46120 – Alboraya
VALENCIA

Nuestro Horario

Jueves: 17.30 – 01.00
Viernes: 17.30 – 01.00
Sábado: 11.30 – 01.00
Domingo: 11.30 – 01.00

La Casa de la Mar
¿Quieres reservar?